COMO SE HACEN LAS CANCIONES??

Todos sabemos que para poder componer una canción tenemos que estar inspirados en alguien o en algo, tener un motivo una razón que quisiéramos expresar cantando. Muchos compositores se basan en la vida misma para poder componer una canción, y otros hacen un análisis de la vida de los demás y traducen esas expresiones logrando construir una historia, que eso a fin de cuentas es una canción, una historia expresada entre acordes de guitarra, cuya melodía despierta los sentidos de quienes la escuchan.


Hay tipos de canciones, y géneros melódicos, es por ello que antes de proponerse en
componer algo debemos fijar que estilo de música es el que manejaremos.

 

Hay 2 formas de componer una canción


Escribiendo la historia o la letra en una papel, para luego agregarle la música.

Este método es el mas usado por quien comienza en la música, y generalmente primero escribe algo en un papel y luego le busca la melodía, tratando siempre que las palabras encajen a esta melodía, aquí la persona que compone va a tener qué hacer borrador tras borrador, hasta encontrar expresar lo escrito, de modo que suene melódico y se ajuste al ritmo que desea.

Dejar que fluya la canción en un círculo armónico.

Este método es el más usado por los compositores y artistas, que tienen nociones musicales, y saben más o menos que es lo que quieren. Aquí solo basta dejar fluir la historia en nuestras propias palabras cantando como vaya surgiendo la letra, los que tocan guitarra u otro instrumento, usan como guía círculos armónicos preestablecidos por el compositor, según como le guste más los acordes del círculo escogido.


Siempre se hace necesario tener una grabadora cerca, para estar preparados en esos momentos donde se nos ocurra algo. Si no se tiene una grabadora cerca, se puede usar el celular para ir guardando nuestra melodía.

Hay canciones muy bonitas que son trabajadas con tiempo, y donde se va grabando de a pocos la letra, orientada siempre al mismo tema. Particularmente un día se me ocurre una estrofa o una línea de una canción, y al día siguiente la escucho y la tararearé hasta que me sale otro pedacito de letra más, y así voy aumentándole hasta poder armar las estrofas el coro y eso... ya tengo una nueva canción.